Mochimexiqueando en Ensenada: Crónica de una mochilera mexicana

"Crónica de una mochilera mexicana "

De acuerdo a Wikipedia la palabra "mochilero (a)" se utiliza para denominar a una persona que viaja con su mochila sobre la espalda y hace casi todo en su viaje de manera independiente, además se distingue por el deseo de conocer personas y lugares de manera diferente a la de un turista común.

Es así como surge el título de este artículo ya que me considero toda una mochilera que, además, es orgullosamente mexicana. Y así es como después de un poco más de 6 meses de viajes por aquí y por allá, llegué a Ensenada.

Viernes

Viernes Tomé el autobús en Tijuana a eso de las 11 de la mañana, por lo que estaba ya en Ensenada a las 2 de la tarde. Tenía mi reservación en ‘‘Ensenada Backpackers’’, que es un hostal muy cerca del boulevard turístico, pregunté cómo llegar y justamente con mochila al hombro, emprendí la caminata de aproximadamente 14 cuadras que me tomó cosa de 40 minutos. Al llegar al hostal me recibió la Sra. Rosalba, quien muy amable hizo mi registro, me dio las indicaciones y me llevó a mi habitación, como estaba hambrienta por la hora de llegada, les pedí que me recomendaran un lugar local para ir a comer aquellos famosos tacos de pescado de Ensenada y así fue; me dirigí a un carrito de tacos sobre la Avenida Floresta, y en efecto, estaba lleno de gente. Los tacos estuvieron deliciosos y el servicio muy bueno, ¿el precio? Fue perfecto para una mochilera.

Esa tarde después de caminar un rato regresé al hostal para compartir tiempo con mi amiga Rosalba y con dos chicos de Canadá. Definitivamente lo más enriquecedor de ser mochilera en tu país es poder hablar con gente de todos lados del mundo y hacer amigos de tu propio país, los cuales de no haber salido de tu ciudad de origen y de tu zona de confort, tal vez nunca habrías conocido.

Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-01  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-02  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-03

Sábado

Esta mañana decidí emprender el trayecto hacia el Valle de Guadalupe, mejor conocido como "La Ruta del Vino". Caminé hasta el punto en donde podía tomar el camioncito, llamado ‘‘El Vigía’’, que va directo al valle. El trayecto fue rápido, y como hasta ahora en Baja California, en esta ciudad todo el mundo está dispuesto a ayudar y a orientar, por lo que me fui platicando con un local de Francisco Zarco.

Después de mi investigación (la cual realicé un día antes) decidí ir a Monte Xanic y de pura suerte la entrada a la vinícola estaba sobre la carretera donde pasa el camión, por lo que después de sólo una hora de trayecto estaba yo degustando 4 diferentes vinos de una de las marcas más premiadas de México. Los viñedos estaban muy lindos y me encontré con que la empresa había construido una nueva área de degustaciones desde donde pude apreciar una magnifica vista del Valle de Guadalupe.

Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-04  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-05  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-06  

Además de Monte Xanic, los locatarios del área me recomendaron el "Sol de Media Noche"; una vinícola artesanal en donde además de vinos, hacen su propio pan, mermeladas, aderezos, aceites, y un sin fin de productos maravillosos, con precios razonables y degustaciones completamente gratis. A mi regreso a la ciudad pasé por ‘‘El Kraken’’ en El Sauzal, un restaurante con un concepto muy interesante que se ubica justamente frente al mar y cuenta con una vista fabulosa de la Bahía. Me tomé un café con los propietarios, quienes me mostraron el lugar además de explicarme el concepto del mismo.

Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-09  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-10  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-11   

Domingo

Siguiendo en mi papel de mochilera, conocí la noche anterior a un chico alemán y lo invité a acompañarme en la aventura de ir ¡a "La Bufadora"! Después de haber investigado nos pusimos en camino para asegurarnos llegar antes de las 10:11 de la mañana ya qué el fenómeno que ahí se produce se observa mucho mejor a esa hora por la marea alta. Igual que el día anterior tomamos "El Vigía", sólo que esta vez necesitamos dos camiones y un poco más de tiempo en el trayecto. Nuestra visita fue en lunes así que el lugar estaba desértico y el show fue solamente para nosotros ¡fue algo maravilloso! Y tuvimos total libertad para llenar la cámara de fotos.

Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-12  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-13  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-15

Mi visita a Ensenada terminaba ese día, pero no le dije adiós sin antes visitar ‘‘Riviera Ensenada’’ y su interesante museo, la ‘‘Cantina Hussong´s’’, el ‘‘Mercado Negro de Mariscos’’ para comer unos ricos tacos de marlín, tomar un barquito por la bahía, probar el helado de yaca y varias cosas más que, cualquiera que visite la zona turística, debe realizar.

Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-16  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-17  Revista-El-Mirador-Baja-California-Ensenada-Bianca-Munoz-18

En resumen, mi viaje a Ensenada fue del todo divertido, pude ver y realizar muchas cosas, ¡lo mejor de todo fue hacer nuevos amigos! que como mochilera que soy, son sin duda alguna, mi mejor regalo.

*Bianca es una chica de Cancún que se aventuró a renunciar a todo para viajar 6 meses por el sudeste Asiático. Después de su viaje se vio motivada a regresar a México antes de tiempo para darse la oportunidad de descubrir su propio país, su belleza, realidad y ahora está experimentando con la redacción esperando poder transmitir a nivel internacional lo mucho que hay que ver y hacer en México. Espera poder transmitir a nivel nacional el amor que siente por su país y que sirva de inspiración. Bianca invita a todos a seguirla, a proponerle temas, a hacerle preguntas y a colaborar con ella en su página.