Los básicos del Valle de Guadalupe

"Los básicos del Valle de Guadalupe"

No, yo no era una fanática del vino hasta que viajé al Valle de Guadalupe. Esta región se ha convertido en una de las más importantes del país en el tema enológico llamando la atención de un gran número de viajeros tanto incipientes como experimentados en el tema vinícola.

Al visitarlo, no solo te adentrarás al proceso de vinificación, sino también, a las apasionantes historias de trabajadores, productores, enólogos, chefs e inversionistas que han apostado por el crecimiento del área y que gracias a su labor han puesto al valle en la mira internacional.

¿Estás planeando visitar la región? Aquí te muestro algunos de los puntos básicos que no puedes perderte en tu próxima visita para lograr un maridaje perfecto de actividades:

1.- Baja Wine Tours: Entre la gran diversidad de bodegas, actividades y restaurantes, será difícil elegir que visitar y cómo hacerlo. Para ello, te recomiendo a los expertos en la zona, el equipo comandado por Dora Luz Villarino te brindará un servicio de primera categoría en base a tus inquietudes, resultando en un plan a tu medida. Algunos de sus recorridos más emblemáticos son: la Ruta del Vino Premium; su Ruta Gastronómica que se extiende hasta las ciudades de Ensenada y Tijuana; una visita a la Cava de Quesos de Marcelo; avistamiento de ballenas, entre otras. Todos sus itinerarios incluyen transportación que después de cada actividad, comida o degustación, se convierten en una verdadera celebración de la vid.

2.- Bodega Las Nubes: Como primera parada para adentrarte en el mundo enológico del norte de México esta bodega te ofrece un verdadero paseo por las nubes, ya que la propiedad se ubica en una magistral pendiente brindándote una espectacular vista hacia sus viñedos y desde la que podrás observar la magnificencia del Valle de Guadalupe.

3.- Hacienda La Lomita: Los vinos de esta bodega son catalogados por Fernando Pérez, director del proyecto, como vinos para jóvenes hecho por jóvenes. Además de disfrutar un recorrido por sus viñedos que dicho sea de paso han sido escenario de diversas grabaciones para cine y televisión te recomiendo una visita a la cava. Observa como la luz oscila entre rojo y azul emulando el cielo y el infierno que viven las barricas para concluir el proceso de vinificación que dará vida a vinos como Sacro, Pagano y Cursi.

4.- Vinisterra: Una pequeña construcción alberga una colección de vinos reconocidos a nivel internacional. Visita su sala de degustación y conoce a Guillermo Rodríguez Macouzet, director de la bodega, un inversionista apasionado por el vino mexicano que ha apostado gran parte de sus recursos para impulsar la región a través de sus productos. Si quieres conocer a fondo la situación del vino en México, él será el indicado para una conversación a fondo mientras disfruta de una copa de alguna de sus etiquetas como: Cascabel, Pedregal, Domino o Macouzet.

5.- Finca Altozano: El ambiente campirano se respira en este local al aire libre dirigido por el Chef Javier Plascencia quien elaboró un menú colmado de deliciosos platillos que complacen hasta los más exigentes paladares. Deléitate con un carpaccio de marlín o unas mini tostadas de ceviche verde de pulpo y continúa con esta fiesta de sabores con las tostadas que ahí se sirven, la lengua de res tonatto y el tuétano rostizado acompañado de algún vino de la región o agua fresca. Toma un descanso y dirígete a una barrica gigante de madera, encuentra la escalera y sube; al llegar a la cima descubrirás que la barrica es un cómodo lugar para sentarse y admirar desde las alturas el increíble Valle de Guadalupe.

6.- La Cava de Marcelo: No podrás dejar la región del Valle de Guadalupe sin antes visitar esta cava de quesos. Esta propiedad pertenece a la familia Ramonetti, dedicados por varias generaciones a la elaboración de esta delicia de forma casera. El área de la cava alberga más de 10 mil piezas de quesos añejos, cremosos o con ingredientes como albahaca y pimienta, que han pasado por un proceso de añejamiento de hasta 5 años; te recomiendo acompañar tu degustación con una copa de vino de la casa.

Recorre los jardines del rancho y haz una parada en su restaurante con grandes mesas de madera que provoca la interacción con otros invitados mientras disfrutas de los platillos elaborados por los chefs mexicanos Benito Molina y Solange.

Seguramente al terminar tu recorrido, charlar con los habitantes del valle y visitar estos básicos terminarás apasionándote, como yo lo hice, con nuestro vino; el vino mexicano que se produce en el Valle de Guadalupe, el epicentro vitivinícola de México.

Rebeca Cabrera estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad del Claustro de Sor Juana, en México, D.F. Comenzó su carrera profesional en el área de redacción de un programa radiofónico de turismo; fue coordinadora editorial para Grupo Boletín Turístico y periodista para La Agencia de Viajes México.Es una viajera emprendedora en contenidos digitales, amante del vino, el tequila y el mezcal. Síguela en sus redes sociales.

Dirección

  • Dirección: Ave. Miguel Alemán, No. 3042, Col Gabilondo